NADA
Ya no quiero ser la misma que aguantaba
no vengas a llorar, no servirá de nada
no sabes compartir tu vida ni tus ganas
no me convencen más cálidas palabras.
Hoy tienes todo aquello que siempre soñabas
mañana volverán todos tus fantasmas
vas por la vida y no valoras nunca nada.
Olvídate de mí!
No me das nada. No me das nada.
Fuiste mi error y mi dolor
amar siempre es cosa de dos.
Mi gran error, una obsesión
es tiempo de decir adiós.
Ahora vuelvo a ser el ángel que quería
volar entre las nubes que me sonreían
poder amanecer sin ti mi nueva vida
ser dueña de mis noches y todos mis días.
No has querido ver mi luz en la mañana
era tu propia gloria la que te cegaba
no sabes cómo soy, nada te importaba.
Olvídate de mí!